Image Map

Cuando el amor se olvida, ¿sabes tú adónde va?

20 de junio de 2016

Hoy me hago la misma pregunta que Bécquer. Me divorcié hace unos meses, después de navidad. Como dicen las estadísticas, el número de separaciones y divorcios se dispara tras las vacaciones. La remontada se ha hecho difícil y, como Mr. Ánsar, seguimos trabajando en ello. ¡Ay!, esa sensación de fracaso que acompaña a los que no cuajamos en una relación de pareja....¡qué dura es!.
La realidad es que no nos conformamos con un sucedáneo de vida en pareja. Conozco a muchas que llevan años sobreviviéndose. Sinceramente, no merece la pena vivir así.

Algun@s admiran mi valentía por tomar decisiones 'arriesgadas'...¿arriesgado es divorciarse?.  Es bastante más peligroso para la integridad de cualquier ser humano permanecer en una relación en la que no te valoran o en la que no eres feliz. Y yo, perdónenme ustedes, he venido a este mundo para estar a gusto en pareja. Las penas y los problemas los trae ya la vida de serie como para colocarle un accesorio que nos haga sufrir más. Prefiero VIVIR sola a estar muerta en compañía.  Lo peor es sentirse solo estando acompañado. Hazte la pregunta y respóndete con sinceridad (luego me cuentas).

Los ingredientes de un divorcio empiezan a cocinarse mucho antes del punto y final. Parte de un mal gesto, una ausencia de detalles, una frase desagradable a destiempo, un no sentirte perteneciente a un proyecto de vida en común... Y empiezas a dar toques de atención pero el otro parece no darse por aludido. Comienzas a visualizar el proceso y el otro no reacciona, piensas que te están echando de más, sabes que va a ser doloroso y te asaltan los miedos. Y el miedo paraliza, y vas posponiendo la decisión para más tarde. Intentas autoengañarte pensando que las cosas pueden mejorar pero la realidad es que cuando el corazón da la primera señal de alarma y se enciende el piloto del desamor, la remontada es bien complicada, así que...¡huye!. Lo único que se consigue 'estando' es contaminarlo todo de mal rollo y que la ruptura sea aún más dolorosa.

Pero no se puede culpar de todo al otro. Ese, el otro, te ha tratado de la forma en que tú le has permitido que lo haga. Es verdad que tú esperabas que lo hiciera de otra manera. Tendemos siempre a pensar en que el otro nos va a tratar como 'a mí me gustaría que lo hiciera', pero, desengañémonos, la realidad es bien diferente.
Lo peor de todo es que es así desde el primer momento de la relación, lo que ocurre es que el tsunami hormonal que acompaña la pasión del comienzo es muy traicionero y opaca todos los aspectos negativos que no queremos ver aunque estén ahí.
Dice Walter Riso que si le cuentas un chiste a tu pareja y no lo entiende, debes salir pitando de esa relación. Quizá sea un poco exagerado pero no deja de tener parte de razón. Cuando hay armonía, todo fluye y nos entendemos sólo con mirarnos, ¿verdad?. Si hay que explicar cosas evidentes...buff....¡horror!...

Así que en mi caso, toda esta historia me ha traído de nuevo a mi tierra, a mi Málaga bella. Si The New York Times habla de ella como una de las mejores ciudades del mundo para vivir...¿cómo no iba yo a dedicarle una entrada?.
Tenemos cultura, buen tiempo, unos espetos que quitan el sentío y simpatía, mucha simpatía. Así que aquí estoy de nuevo, amig@s.
Como en la famosa canción de Drexler, nada se pierde, todo se transforma. 
¿Conocen ustedes mi ciudad?, ¿no?, ¿y qué esperan?:))
Málaga ciudad cultural
Iglesia de San Juan
pescaito malagueño
Mercado Central
formas de tomar café en Málaga
Formas de pedir café en Málaga
museo Picasso
Museo Picasso
muelle uno de Málaga
Muelle Uno
Patio de los naranjos de Málaga
Patio de los naranjos
Baños del Carmen de Málaga
Baños del Carmen
Mercado de Atarazanas Málaga
Vidriera del Merca de Atarazanas
Bodegas El Pimpi
Bodegas El Pimpi
Plaza de la Merced Málaga
Plaza de la Merced
Museo Thyssen
Museo Thyssen
Noria Muelle Uno Málaga
Noria Muelle Uno